Lic. María Flores Arata | Cursos de PNL & Coaching en Córdoba

Soy Licenciada en Administración, Operadora en Psicología Social, Trainer en PNL y Coach con PNL, Líder Certificada en Yoga de la Risa, graduada de Seminarios Insight, alumni de Aiesec y me he formando en Constelaciones Familiares y Gestalt.

Soy Consultora de empresas en el área de Capacitación y Desarrollo. Dicto cursos y realizo actividades de consultoría en universidades y empresas de Argentina y otros países de Latinoamérica.

linkedin.com/in/mariafloresarata

PNL, la disciplina de mi vida

¿Cómo llegué a la PNL?

Hace muchos años yo estaba en la Universidad, estudiando mi primer carrera. Un amigo me contó acerca de un curso que había tomado, muy interesante: PNL “Programación Neurolingüística”. El nombre me llamaba la atención de sobremanera.

Parece que nuestros movimientos corporales nos demuestran “en qué” estamos pensando. Entonces, según creía yo, si estudiaba PNL, podría adivinar qué significaban los distintos gestos. Por ejemplo, si alguien se cruza de brazos, está cerrado; si se pone las manos atrás, oculta algo… etc. También podría darme cuenta cuándo alguien me estaba mintiendo, porque hacía tal gesto que lo demostraba. ¡Qué interesante!.

Pasaron los años y finalmente me decidí a ahondar sobre el tema, ávida de nuevos conocimientos. Alguien me recomendó una escuela, me anoté y allí fui.

Y allí no encontré lo que buscaba. No. Me encontré con un universo mucho más amplio y mucho más rico. Me encontré con la disciplina de mi vida.

Y más allá de lo magistral que fue Vilma para enseñarnos, la PNL es una de las cosas más fascinantes que descubrí en mi vida. Aprendí a programarme para lograr lo que quiero. Aprendí a apoyar a otros a que lo logren. Aprendí a convertir mis limitaciones en motores para seguir creciendo. Descubrí que superación y crecimiento son los valores más importantes para mí. Encontré el impulso para arriesgarme a ir por mis sueños y a cumplirlos.

Resulta que la PNL no me dijo cuándo una persona me está mintiendo, pero sí aprendí herramientas para detectar cómo piensa una persona (en lugar de detectar lo que piensa), y de esa manera establecer una mejor comunicación, una mejor relación. Y en este caso ya no es aplicable la pregunta “¿me está mintiendo?”.

Aprendí a usar el lenguaje a mi favor, para crear la realidad que quiero, en forma consciente y responsable. Reforcé mi creencia de que el entendimiento entre las personas favorece un mundo mejor. Somos todos diferentes, pensamos diferente, actuamos diferente.

Aprendí cómo se crean nuestros patrones de pensamiento y cómo eso impacta en los resultados que tenemos. Descubrí que podemos modificar esos patrones, si los resultados no son los que deseamos.

¡Aprendí que es fácil y divertido aprender! Y que es fácil y divertido HACER.

La PNL es la disciplina de mi vida. Años después de haberla conocido, sigo descubriendo más y más aspectos de esta fascinante creación de la ciencia moderna. Y es un placer para mi dedicarme a transmitir esta información a otras personas.